30.8.06

La estación fantasma del metro de Madrid.

Volviendo a las estaciones abandonadas, no hace falta viajar hasta sitios apartados de la civilización para encontrar una.

A veces no es culpa de la lejanía o la falta de viajeros que una estación caiga en desuso. A veces, el exceso de estaciones es lo que hace que una estación se vuelva innecesaria.


Este fue el caso de una de las “leyendas urbanas” de Madrid. Entre comillas, ya que la estación de Chamberí es tan real como cualquier otra, aunque bastante más oscura.


Está a la vista de cualquier viajero que viaje por la línea 1 entre las estaciones de Iglesia y Bilbao. Basta con pegar la nariz al cristal del vagón, taparse con las manos la cara para evitar reflejos, y vislumbrar la estación durante un segundo. Es mejor viajar en los vagones de cabeza del tren, ya que los faros del metro iluminan algo más la estación.


Fue abandonada en 1966, cuando las obras de ampliación de las estaciones agrandaron todos los andenes 30 metros más para dar cabida a trenes con más vagones la estación de Chamberí se quedó aún más encajonada. De hecho, sus andenes no distan más de 350 metros de los de las estaciones a su alrededor, por lo que los trenes se veían obligados a circular unos cuantos metros a velocidad reducida antes de volver a parar. Por este motivo se optó por clausurar la estación, y habilitar nuevos accesos a las estaciones colindantes.

Lo curioso es que la estación no fue desmantelada. Simplemente se tapiaron sus accesos, dejando la estación varada en el tiempo. Un buen día cerró, y no volvió a abrir. Se mantuvieron los carteles, las taquillas, los tornos, e incluso los billetes usados en las papeleras.

Por desgracia, la estación ha sido pasto de vándalos y graffiteros, o mejor dicho, vándalos graffiteros, que la han dejado en un estado bastante lamentable: pintadas, cristales rotos, carteles quemados…

En otro tiempo se podían realizar algunas visitas guiadas, pero esta posibilidad ha desaparecido argumentando problemas de seguridad.

La única forma de acceder actualmente a esta estación es bastante arriesgada: recorrer los poco más de 300 metros de túnel entre alguna de las estaciones aledañas y la estación fantasma. A pesar de que el metro de Madrid usa catenaria (cables elevados para conducir la electricidad a los trenes) en vez de un “tercer rail” electrificado en el suelo, como en el caso del “tub” londinense el paseo no está exento de riesgos: los trenes pasan con una cadencia peligrosa, y hay cámaras y vigilantes de seguridad.

Personalmente, es una aventura que no recomiendo a nadie.

Por otra parte, desde hace años se viene hablando desde hace tiempo de reconvertir la estación en un museo de la historia del suburbano. El plan de actuación contempla que los accesos sean rehabilitados y la estación restaurada y reabierta al público en 2007. Esperemos que el señor Gallardón sea capaz de cumplir su promesa, y acometer esta obra tan poco visible, escondida y olvidada.


Algunos links sobre la estación:
La primera referencia que tuve de la estación, en escolar.net.
Varios articulo de elpais.es sobre los actos vandalicos en la estación y su planeada remodelacion, y otro de Informativos Telecinco.
Otro artículo en el blog de Milton, con varias fotos más.

EDITO 01/09/06
Según Telemadrid las obras han empezado ya. Entre otras cosas se han tapiado los andenes de acceso a las vías. Eso quiere decir que ya es imposible acceder por los túneles (al menos no sin un martillo pilón y muchas ganas) . Lo digo por si algún aventurero de última hora se le ocurre organizar una visita nocturna. Habrá que esperar al final de las obras.

Salu2!

13 comentarios:

JQ - Cisne Negro dijo...

Muy buena iniciativa este blog. Siempre me ha atraído esta temática y hacerlo en España me parece muy interesante.

saludos!

mondarino dijo...

A mi tambien, una pena que lo tapiaran, pero seguro que los "grafiteros" lo estaban destrozando

abandonalia dijo...

cg - cisne negro:
Ya sabes... Si conoces algún sitio interesante avisa.

mondarino:
No sé si te refieres al tapiado de los accesos desde la calle (que lleva años, y no impidió la entrada por las vías), o del reciente de los andenes, que tendrá que ver más con la seguridad en la obra que están haciendo que otra cosa. Si yo fuera el arquitecto pondría algun tipo de cristal transparente u otro tipo de separación que permitiese ver el tren pasar... Una estación sin tren, por muy arreglada que esté, no es una estación....

Salu2!

eljose dijo...

O que sólo tubiera acceso por el metro, que parara ahí y explotarla comercialmente. Seguro que algo interesante se podría hacer.

Por cierto, te mandé un mail con fotos de alquife, por si te servían de idea.

Suerte, tienes un nuevo lector.

Eiki dijo...

Durante un tiempo yo pasaba por allí todos los días (y pegaba la nariz al cristal casi a diario) :), pero no sabia que antes se llamaba Chamberi.

Me resulta curioso que me pasará tanto tiempo viendo una estación "que murió" y ahora veo todos los días una que "nace" (la que hay entre legazpi y mendez alvaro).

Un saludo y felicitaciones por el blog.

abandonalia dijo...

eljose:
Me temo que habilitar el acceso por metro sería imposible. La linea sigue en funcionamiento, y precisamente la estación se eliminó para evitar que el tren tuviera que ir lento y pararse...
Además, sería imposible controlar la entrada (aunque fuera gratuita se controla la entrada a los museos, como en el templo de Debod, o El Prado, los domingos) desde el metro... Entrarías en cualquier estación, y te bajarías en el museo. Sería curioso, desde luego, pero inviable...

Salu2!

Gonzalo dijo...

Segu lei iban a poner un cristal transparente entre anden y via, asi que el tapiado sera temporal, la verdad pienso que el cristal rompe un poco la estetica, si bien no veo otra solucion.

Tampoco veo posible habilitar un acceso por metro, al menos sin modificar el trazado actual de la linea

mortadelo dijo...

Si te interesa, en París hay varias estaciones de metro abandonadas como esta!
Si algun dia haces un viaje a la capital francesa, piensalo!
Saludos

Anónimo dijo...

Es curioso, en Madrid hay más de una. Por ejemplo, la antigua estación de Tirso de Molina es otra.

Anónimo dijo...

Es soy el único en pensar en sexo? Estaría muy bien montarlo en esa estación.

Anónimo dijo...

Pues yo estoy hasta los santísimos cojones de que se meta todo el mundo con los grafiteros, soy escritor de graffiti y no destrozo las cosas. Sepan que el grafiti es un arte de la misma edad que esta estación y los grafitis que en ella se encuentren pueden ser aunténticas RELIQUIAS.

Abandonalia dijo...

Anónimo (graffitero): El 95% de la pintura que veo en los sitios abandonados son basura de tags. Sólo el 5% restante son pieces o cosas que pretenden serlo.
Supongo que pagan justos por pecadores...

Unknown dijo...

Muy buen blog, alguien sabe sitios abandonados, donde no haya riesgo de meterse en problemas con la ley, y se pueda investiga? (Respecto a los graffitis, recordad las 4 leyes de la exploración urbana...)