16.8.06

Vacío, por favor.

Hay veces que para encontrar un lugar abandonado hay que buscar, pasear, investigar, dar vueltas y vueltas hasta aburrirnos.

Otras veces lo encontramos, como es normal en el caso de esta gasolinera, al lado de la carretera.



Y no al lado de cualquier carreterucha comarcal, de asfalto quebrado y yerbajos por doquier. Esta en concreto la puede encontrar cualquiera que recorra la autopista A4. Concretamente en el kilómetro 162 en dirección a Madrid.

La "fiché" mientras bajaba hacia el sur, y me propuse hacer una parada rápida para sacar unas cuantas fotos a la vuelta.

Como veis, el estado es bastante lamentable, y la arquitectura dista bastante de las modernas estaciones actuales. Sólamente tiene dos tres habitaciones. Dos de ellas son accesibles y visibles del exterior, al haber desaparecido gran parte de los cristales que las separaban de la intemperie.

Se adivina, no sin cierta dificultad, que la gasolinera se llamaba "La Mancha". Las letras estaban hechas de madera, lo que explica el estado del letrero.



En la foto se puede ver una puerta cerrada. Estaba cerrada, y la manivela estaba desaparecida. Sin embargo la puerta trasera, de cristal, estaba rota y en la pared frontal alguien había hecho un agujero lo bastante grande como para asomarse.

Dentro, una habitación pequeña y bastante limpia comparado con el exterior lleno de escombros, con lo que debieron ser los paneles de la luz y demás.




Los servicios estaban bastante peor, especialmente los de hombres, cuya puerta había desaparecido.



Los de las mujeres estaban algo mejor, ya que la puerta aún aguanta, aunque al ser de cristal no está demasiado entera, y se puede fotografiar el interior.


Y por último, mi parte favorita. un auténtico surtidor de los de antes. De los que echaban gasolina y sólo gasolina (o gasoil). Con sus números mecánicos y ese aspecto que muchos recordamos. Resulta curioso que este surtidor se quedase aquí, en su lugar original, ya que normalmente se solían aprovechar en otros surtidores o se vendían como chatarra.



Resulta curioso ver que, a pesar de la ruina, la situación en mitad de la Mancha, a kilómetros de cualquier ciudad, ha hecho que prácticamente no haya ningún graffiti. Al menos nada con colores vistosos ni nada parecido. Ni siquiera una de esas firmas tan insulsas con las que algunos se empeñan en marcar todo lugar por donde pasan, y que tan lejos quedan de los auténticos artistas del bote de spray.

Espero que os guste.

Salu2!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy curioso, me gusta este blog ^^

carmen dijo...

hola, busco una estacion de servicio o gasolinera de los años 70-80 que se conserve en buen estado, a ver si me puedes ayudar, gracias

zira dijo...

hola, me he permitido tomar prestada una foto de esta entrada de tu blog para colgarlo del meipi: http://www.meipi.org/suultimavoluntad
gracias!
marta catalán
www.zira02.com

Anónimo dijo...

me gusta el blog, y como es tuyo opinas lo que te de la gana, pero...
en el post de la gasolinera, haces un comentario acerca de los grafitis, que me parece ofensivo a parte de fuera de lugar.
De que estamos hablando de fotos y lugares abandonados no?? hablas de firmas insulsas que no tienen nada que ver con los autenticos artistas el spray... se nota que no sabes de lo que habalas, y por ahi es por donde se empieza a errar... lo siento pero has perdido un seguidor.

Abandonalia dijo...

Anonimo: Por mucho que lo quieras adornar un tag tiene un 90% de gamberrada y un 10% de arte.

O eso, o la firma que tengo en el dni es arte mayor.

Las pieces en un abandono pueden gustar más o menos, pero de ahí para abajo generalmente lo que se ven son chapuzas. Y tags hay para aburrir, por desgracia.