6.9.11

Cine de pueblo abandonado.

Organizas una “quedada”, ves como una gente no puede venir y como otra se va cayendo poco a poco… Lo más normal del mundo. Pero si andas con ganas de hacer fotos y ver sitios nuevos, lo que antes era “quedada” acaba convirtiéndose en “eh, tío, vámonos a hacer fotos tu y yo”, que se resumen en un fin de semana de lo más productivo.

El primer ejemplo y más llamativo es este pequeño cine de pueblo. Abandonado y cerrado a cal y canto hace ya unos cuantos años y abierto gracias a las pesquisas y habilidad en el arte de las relaciones públicas del Sr. Nano. No vengáis a pedir la localización otra vez… Me temo que lo último que quiere el dueño de esta joya es tener legiones de curiosos cada fin de semana pidiendo la llave del lugar.

Los sitios cerrados y conservados tienen un encanto difícil de superar. No sólo es la falta absoluta de pintadas o destrozos, sino ese aire de tiempo detenido que tanto nos gusta y tan difícil es de hallar. Para muestra un botón: una vieja radio y un voltímetro.



El bar del cine es lo más opuesto a la gigantescas barras de los multicines que ahora se pueden ver. Apenas tres metros de largo, sitio para un pequeño frigorífico y poco más. Las cajas de refrescos y cerveza aún están en una esquina.



El vestíbulo era más bien pequeñito, pero aún conserva unos cuantos viejos carteles de películas de la época del destape. La puerta doble del fondo era la entrada desde la calle, la verde a la derecha el acceso a la sala y la de la izquierda la de la taquilla.



La taquilla era poco más que un diminuto cuartito en el hueco de las escaleras que llevaban a la planta de arriba. Había tan poca luz que tuve que tirar la foto iluminando con la linterna el techo.



Las sillas no estaban allí originalmente, sino que son varias filas de asientos de la sala, desprovistos de todo el tapizado, cojines y ornamentos.



Este viejo baúl guardaba los afiches de las películas. Estas fotos con escenas de las películas servían como publicidad para convencer al público de las bondades de las películas y tentarles a comprar una entrada. Había afiches de viejas cintas del destape bastantes desconocidas, como “El Periscopio”, con Barbara Rey en la foto (a la izquierda) o de clásicos de aventuras, como “El Conde de Montecristo” (a la derecha). La que asoma por debajo era de “Estoy con los hipopótamos”, de Bud Spencer y Terence Hill.



El patio de butacas estaba lleno de polvo y sólo iluminado por un par de altos y pequeños ventanales a los lados. Por suerte aquel día lucía el sol, si no hubiera sido bastante difícil fotografiar sin hacer exposiciones larguísimas.
Viejas mantas y sábanas cubrían algunos de los sillones. Supongo que antaño trataron de conservar la tapicería, pero ahora están amontonadas en las sillas junto al pasillo central.



Aquí las filas de los mancos. ¡Si los asientos pudieran hablar! Serían historias no aptas para niños, desde luego…



Al fondo, la puerta doble para la salida del cine, directamente a la calle.



Desde el “gallinero” se puede apreciar el patio de butacas y las pequeñas aperturas a la derecha que permitían a la luz del proyector llegar a la pantalla.



Justo antes de la sala de proyección estaba la sala del proyeccionista. Estos trastos servían para rebobinar las enormes cintas de celuloide con la sola ayuda de una manivela.



Para cosas curiosas este montón de papelitos enganchados a un clavo en la pared. Eran las fichas de proyección, que incluían el título, el número de bobinas dependiendo de la duración, o si la película venía censurada o no.



La sala de proyección era bastante pequeña. Apenas un pequeño taller donde trabajar con las películas y manejar los rollos de cinta. El cajón era el amplificador que se usaba para el sonido de las películas.



Pero la joya de la corona era el enorme proyector. Aún hoy, a pesar del polvo y la falta de aceite, daba la impresión de que podría ponerse a proyectar con una bombilla nueva y un buen engrase. Era sorprendente lo grande que era para tratarse de un cine tan pequeño con una pantalla de relativamente reducidas dimensiones.



Para finalizar mi foto preferida del lugar. Seguro que los más viejos del lugar reconocerían el contenido de la cinta de la foto. Era la cuenta atrás que salía antaño antes del comienzo de las películas. Como han cambiado las cosas, ¿verdad?



Salu2!

42 comentarios:

Dvd360_180 dijo...

Muy buen trabajo, como siempre!!!

rastelman dijo...

bello

jivanmp dijo...

Impresionante

Si algún día venís por Salamanca o provincias cercanas me apuntaría a vuestras quedadas, ademas me estoy iniciando en el mundo de la fotografía.

Vietnamitas en Madrid dijo...

Algunas fotografías parecen sacadas de una película de terror...
Pero muy bonitas
Un saludo
Vietnamitas en Madrid

Boirina dijo...

Imagino que no soy la única que está pensando en "Nuovo Cinema Paradiso"... Preciosas fotos.

Fran dijo...

Acabo de conocer tu blog via "Meneame".
Una curiosidad, que equipo utilizas para las fotos, y que tratamiento (photoshop) le has dado (en caso de que lo lleve).
Me encanta el color que tienen

Un saludo.

Javier dijo...

Geniales fotos, de verdad.

Por cierto, llamarme paranoico, pero en la tercera foto las manchas de humedad del techo parecen formar una cabeza con su pelo, cejas y busto... ¿o no?

Mama, frío, miedo... xD

Perdón, no he podido evitarlo.

Anónimo dijo...

Muy guapo el sitio, pero por favor, ese HDR que está ahora de moda no mola nada!

Anónimo dijo...

Muy bonitas las fotos!

Por cierto, ese "voltímetro" al lado de la radio es en realidad un transformador de 220 a 110 que traía el voltímetro para el ajuste a 110 (tecnología de lo época!).

Anónimo dijo...

Muerte al MAL HDR, no sabes hacer fotos buenas sin ese efecto ??

Pufff que mal gusto. Por favor no vayas por ahí diciendo que eres fotógrafo con ese HDR hortera.

Anónimo dijo...

Muy buenas las fotos, por cierto los proyectores de cine profesionales no llevan bombilla, utilizan electricidad rectificada de manera de producir un arco voltaico entre dos polos comúnmente llamados "carbones" para luego dirigir la luz mediante un espejo hacia la cinta.

Caballocodrilo dijo...

Genial reportaje!!!

Acabo de descubrir tu blog y me ha tenido enganchado durante un rato largo disfrutando de tus imagenes!!

Te agrego sino te importa a links de mi blog

Nos vemos!!

rothemule dijo...

Parece el viejo cine El Marino en O Grove. Pero sólo lo parece claro. Es posible que ya no exista el lugar. Quizas, por aquellas épocas el mobiliario y las entradas y salidas eran copiadas una y otra vez en los proyectos: Igual que ahora, por supuesto.

Francisco Miranda dijo...

El título parece algo ambiguo. No entiendo si el cine está abandonado y el pueblo también o únicamente el cine. Un cine es un cine siempre y no procede la distinción "de pueblo". Ojo porque muchos de los cines que quedan funcionando en poblaciones pequeñas son enormes salas mucho mejores que los minicines de bastantes capitales de provincia.

Pedro dijo...

Tu blog lo tengo en favoritos, y cada noche antes de acostarme le hecho un vistazo. La verdad me relaja mucho antes de irme a dormir y me hace olvidar los problemas...

Ivan | Segunda Mano dijo...

Me ha recordado el cine de mi pueblo... Un pueblo que llegó a los mil y pico habitantes pero que ahora apenas tiene 350. El cine está ahora medio abandonado. De hecho, está anexado a una casa que ahora es de unos franceses que van de uvas a peras, pero toda la parte del cine (butacas, pantalla, zona de bar con billares y tal) está abandonado y a punto de caer. Una vez nos dejaron entrar y era acojonante.

Abandonalia dijo...

Dvd360_180: Gracias, aunque el sitio casi sale solo en las fotos.

rastelman: ni te imaginas cuanto.

jivanp: Ve buscando cosas por ahí y nos acercamos... :)

Vietnamitas en Madrid: Estos sitios parecen de peli de terror casi siempre.

Boirina: Desde luego que no. Desde que empecé a husmear por allí tenía esa película en mente.

Fran: Ya me lo han preguntado varias veces. Resumiendo: Olympus e-330 + Zuiko 9-18mm. Varias tomas (de 2 a 5) con distinta exposición con trípode, unidas con Photomatix y terminadas en photoshop (colores, curvas, enfoque, etc).

Javier: ¡Paranoico! Pareidolia (http://es.wikipedia.org/wiki/Pareidolia), se llama eso.

Anónimo (del voltímetro): Eso pensaba, aunque me pareció sorprendentemente pequeño para serlo.

Anónimo (del proyector): Ahora que lo dices, la parte de dentro se parecía mucho a lo que describes. Eso también explica un polvillo gris que había dentro del proyector.. Apuesto a que esos "carbones" acababan quemándose y teniendo que ser sustituidos.

Caballocodrilo: Me alegra que te guste. Puedes poner todos los enlaces al blog que gustes. :)

Rothemule: Supongo que todos estos viejos cines estaban cortados más o menos con el mismo patrón. Más grandes, pequeños, lujosos o modestos, pero en esencia el mismo lugar.

Francisco Miranda: No lo parece, lo es. Así anima a leer el texto. Tras hacerlo... ¿Sigues con lo misma duda? ;)

Pedro: Me temo que no tengo material suficiente para actualizar cada noche. Ya me gustaría, ya. Estos sitios también me hacen pensar en lo efímero de la existencia y relativizar los problemas. Al final, de nosotros tampoco quedarán más que recuerdos y fotos.

Ivan: ¡Ya estás tardando en mandarme un email con las señas de esos franceses!


Anonimos anti-HDR: Hay varios motivos por los que uso HDR:
- Es la única forma de obtener imágenes donde aparezcan las luces y las sombras en escenas con un rango dinámico brutal (desde el brillo de la luz de la calle a las sombras más oscuras).
- En otros casos (los menos) no hay tanto rango dinámico, pero me prefiero mantener la coherencia entre imágenes.
- Lo más importante: a mi me gusta. Me gusta el resultado de las texturas. Me gusta como saca los detalles que convierten un oscuro basurero en algo caótico y brillante, sin mostrar más de lo que realmente había allí.
- Algo menos importante: a la gente parece que también le gusta. Dos post con dos portadas de meneame seguidas parecen indicarlo.

Y tranquilo, Anonimo, aparte del "HDR hortera" también hago fotos "normales", y no voy diciendo que soy fotógrafo. :D

Salu2!

Basseta dijo...

Por unos momentos me ha parecido volver a mi infancia, a las sesiones "infantiles", al NODO, ... estupendo reportaje. No le digas a nadie donde está, no vaya alguien a querer limpiar el polvo.

Pako dijo...

Me encantó, unas fotos muy bien realizadas y el rollo de lo abandonado y echo polvo es una de las cosas que me gustan bastante.
Os habeis ganado a un nuevo seguidor.

celebes2 dijo...

De película! Superb*****

xavi dijo...

me gustaría hablar contigo de varios aspectos relacionados con las fotos, técnicas, lugares, próximas quedadas, si puedes mandarme un mail a xavigalindo@gmail.com y hablamos un poco...


muchas gracias por adelantado y felicidades por las imágenes!

Anónimo dijo...

tanto retoque digital echa a perder las fotos, una lastima.

Equipo Texeo - RevistaMonsacro dijo...

Buen trabajo. Me gustaría saber como encontrar sitios asi. Supongo que será ponerse.

Maquinas y Escombros Urbex dijo...

Me ha gustado mucho tu repor y ya teniamos por aqui ganas de verlo. La ultima foto tambien es mi favorita. El cine es realmente una joya que espero que se conserve asi mucho tiempo. Saludos

Daniel dijo...

hola me encanta este blog y me interesa bastante este tema me gustaria saver como puedo yo apuntarme a este equipo? soy de Córdoba capital!

daniel dijo...

por cierto mi msn lord_hades7@hotmail.es
por si puede contestar perdon por el doble comentario!

Juan Carlos dijo...

¡Qué hermosas fotos! Y qué pena que los cines se vayan abandonando ¡dónde esté una sala de proyecciones que se quiten todas las tv sean del tamaño que sean!
Salu2

hollyhobbie29 dijo...

Me encantan las fotos del cine. Estaba buscando una localización abandonada para empezar a hacer fotos y me he encontrado con tu blog y me encanta. Si pudieras darme alguna indicación te lo agredecería y si haceis alguna quedada, me gustaría participar

http://primerosrelatos.wordpress.com/2011/09/16/en-la-universidad/

Nyx dijo...

Muy buen trabajo, muy buenas fotos y lo mejor, que os reservéis el lugar para preservarlo de posibles vándalos.

Soy fotógrafa aficionada y admiro este trabajo.

JR Álvaro Gonzáelz dijo...

Fantástico, me habéis hecho viajar en el tiempo, como siempre con una sonrisita asomando en los labios.
Un saludo.

ISS dijo...

Me encanta este cine lo vi tambien en el blog de los compañeros de Maquinas y escombros y es genial.Además las fotos le dan un ambiente muy interesante.
Muchos saludos

Bejerano - Piscinas Prefabricadas dijo...

Que sitio tan magico no? Es realmente bonito a pesar del paso de los años y la dejadez, ahora las cosas ya no duran tanto.
Las fotos son realmente bonitas y con el efecto que les has dado quedan mejor todavia.

kutaisov dijo...

Estupendo post, me alegro de que nos traigas de vez en cuando un retazo de esos recuerdos perdidos y efímeros. Resulta fascinante pensar en toda la vida que hubo y a dónde ha ido a parar.

Y entiendo que utilices HDR, que por cierto no me parece excesivo como en otros sitios.

Saludos.

UrbanEye dijo...

INCREIBLE!! Que lujazo porder estar ahí dentro... muy buen aporte.

A girl called María dijo...

me encantó

7170 dijo...

Es gracioso como los detractores de tus fotos nunca dan la cara. Excelente trabajo, igualmente soy cazador de abandonos, seria estupendo cazar algún día juntos. Saludos desde Colombia

Tiendas Alfombras dijo...

Muy bueno el efecto en la postproduccion, sin duda ganan mucho las fotos, es un efecto muy acorde. que mas decirte, me parece un trabajo fabuloso.

JOKER23 dijo...

Me encanta!!

Juan Vega dijo...

Muy buena foto la ultima, el detalle de la cinta de película enrollada saliendo de la bobina queda muy bien

Héctor dijo...

Muy guapas las fotos!!
A mí tambien me dió por hacer fotos de ese estilo... Hice muchas en la Base Aerea de Los Alcazares (Murcia) que está abandonada, lo malo es que usé una camara de 10 megapixel. Hice bastantes de noche para darles un toque mas tenebroso si cabe.

Albert | portaextintorhogar.com dijo...

el tratamiento a las fotos me parece aciertadisimo... fantastico, le da el toque justo para transmitir mas si cabe el sentimiento del lugar, felicidades

pamestas dijo...

Increible reportaje.
Enhorabuena por la localizacion