15.2.08

Hotel de carretera abandonado.

Otra forma de localizar sitios abandonados: los amigotes conversos.

Aparte de los amigos de siempre, compañeros de estudios, jaranas, viajes y demás, de un tiempo a esta parte se me ha unido a la lista de contactos una serie de gente, generalmente implicada en el tema de la fotografía, que de repente descubren que esto de los lugares abandonados es un tema al que es fácil sacarle jugo, fotográficamente hablando.

Así que últimamente hay un buen montoncito de gente que viaja con los ojos pegados a los bordes de la carretera, a ver si aparece algún “cadáver” con forma de edificio grande.

Inciso. Si veis alguno por ahí, en la columna de la derecha está la dirección de email.

En este caso concreto no fue amigote, sino más bien “amigota”, aunque la palabra suene realmente mal (aunque “amiguita” es casi peor). Me contó que en un viaje había visto “algo grande, que parecía un hotel”, incluyendo el kilómetro exacto. Evidentemente a uno se le ocurre pasarse a ver el sitio un día cualquiera, bastante tiempo después, casi por casualidad. Tirar de mapas en casa, localizar un sitio y meterlo en el GPS es llevar mucho trabajo hecho. Tirar de memoria, teléfono móvil, sitios aproximados y que no sabes exactamente que son es mucho más lento, sobre todo por las vueltas que das hasta dar en el clavo.


Al final resultó ser lo que decía: un hotel de carretera. Sorprende un poco que un edificio tan grande llegase a quedar en este estado de abandono. Probablemente el hecho de que estaba situado en un pueblo pequeño y alejado de grandes núcleos de población hicieran que un hotel tan grande y con tan grandes salones tuviera difícil hacer todo el negocio que necesita para mantenerse.

Desde fuera el aspecto era, aparte de abandonado, de bien cerrado. Puertas y rejas en su sitio, así que albergaba pocas esperanzas de echarle un vistazo por dentro.

Sin embargo, en la parte trasera me encontré con que se podía entrar por varios sitios distintos. El primer acceso saltaba bastante a la vista. Estaba situado en el pequeño porche trasero que se ve en la foto. Tanto el cristal exterior como la puerta estaban abiertas de par en par.


La puerta daba a un pasillo de servicio que daba acceso a los sótanos. Puertas arrancadas, muchas hojas secas…

En la parte derecha había varias habitaciones vacías, probablemente almacenes, sin mayor interés. En el fondo se encontraba el cuarto de máquinas, donde aún permanecía bastante maquinaria cubierta de polvo. Calderas, depósitos, tuberías, equipamiento eléctrico. Curiosamente todo el equipo estaba inhabilitado, con cables eléctricos cortados y tuberías desenganchadas. Tal vez pensaron en llevárselo o venderlo cuando se abandonó el lugar, aunque al final cambiaron de idea.



La parte izquierda del pasillo de entrada daba a una serie de salas enormes con suelo de tarima. Probablemente fueran salones de celebraciones. El suelo estaba terriblemente abombado en algunos sitios, como se aprecia en la foto.



Desde aquí también se podía acceder al exterior por los ventanales rotos o abiertos. Fuera había restos de una terraza y una nave a medio construir, con poco más que la estructura metálica.

Conectando con las salas se encontraba el acceso al vestíbulo principal del hotel. Resulta sorprendente lo grande que era, para ser un hotel de carretera.



La zona de la entrada tenía bastantes cristales rotos, aunque la mayor parte de las puertas y demás estaban en buen estado. Incluso algún adorno de escayola seguía luciendo casi tan bien como cuando estaba en funcionamiento.


En la zona de la derecha se encontraba la zona de bar y cocinas. El bar conservaba su barra en perfecto estado, totalmente desprovista de cualquier objeto.


Las cocinas estaban también desnudas de mobiliario. Ni fregaderos, ni cocinas, ni nada de nada. En otras ocasiones da la impresión de que los sitios han sido abandonados precipitadamente, dejando las cosas donde estaban como si el mundo se fuera a acabar al día siguiente. En este caso la impresión es la de que el alquiler se ha acabado y toca sacar todas las cosas antes de cerrar la puerta, y dejarlo todo ordenadito, ya que estamos.



Al otro lado del recibidor se encontraban las habitaciones. Un largo pasillo con puertas a cada lado.

Las habitaciones de la planta baja tenían una pequeña terraza. Probablemente fueran las más caras. También se encontraban prácticamente vacías excepto por alguna tabla o algunas sillas. Por no estar, ni siquiera estaban los aires acondicionados, o los enchufes e interruptores. De no haber visto alguno que otro tirado por ahí hasta hubiera pensado que nunca fueron instalados.



Algunas de las habitaciones tenían restos de vida post-abandono. Una de las habitaciones tenía un pequeño altar consagrado al tabaco y la cerveza, fabricado con uno de esos ejes donde se enrollan los cables de los postes eléctricos y con un tronco viejo.

En el armario empotrado habían puesto esta jaula donde estaba prisionera una botella vacía de cerveza. Probablemente la botella hizo algo terriblemente sacrílego en vida, y fue condenada a pudrirse en aquella jaula por los siglos de los siglos.



También me encontré algunas pintadas con símbolos de la Legión y revistas militares. Probablemente algunos legionarios utilizasen el edificio para dormir durante algunas maniobras, o simplemente pasaran por allí..

Desde el vestíbulo también se podía acceder a la planta superior, bien por las escaleras principales como por las de servicio, situadas tras la recepción. Las escaleras principales estaban iluminadas por un enorme ventanal que hacía que las escaleras parecieran un lugar bastante más vivo que el resto del edificio, al menos si uno pasaba por alto la enredadera muerta de la pared y los cristales rotos.



El piso superior no se diferenciaba mucho del de abajo. Un largo pasillo apenas iluminado por la luz que entraba por algunas de las habitaciones y restos de haber desguazado toda la instalación eléctrica.

Las habitaciones eran más o menos iguales que las del piso inferior, salvo que en este caso no tenían balcón. En muchos casos se conservaban las persianas, perchas en algunos armarios y alguna silla perdida, aunque ni rastro de camas o similares.


No muy lejos se encontraba otro pequeño edificio donde había varias cocheras y algunas habitaciones vacías en la planta superior. Curiosamente este edificio sí estaba algo más estropeado, con persianas y sanitarios rotos.



Quien sabe si en un futuro alguien le dará nuevo uso a este edificio. No creo que vuelva a ser un hotel, por lo alejado que está de grandes poblaciones, pero a saber si no acabará convertido en club de alterne, asilo de ancianos, o si simplemente se acabará por venir abajo con el tiempo. Ya lo veremos….



Salu2!

Localización: Esta vez, por las características del edificio y la situación me voy a abstener de dar la localización. Normalmente sólo publico localizaciones que están en un estado tan lamentable que poco puede empeorar ya, o lo suficientemente lejos como para que sólo los gamberros locales (que ya conocen el sitio) vayan a destrozarlo, sin necesidad de atraer vándalos foráneos.

Estado: Sorprendentemente bueno. Pintadas y destrozos hay, desde luego, pero ni mucho menos en las cantidades que he visto en otros lugares. Con una buena reforma (buena y muy cara, eso sí) podría volver a funcionar.

Acceso: Hay varios accesos al interior, y no hay vallas o muros que delimiten la parcela. Como buen hotel, hasta tiene aparcamientos.

16 comentarios:

Fetish femina dijo...

Menudo hallazgo, sí señor!

Anónimo dijo...

Este artículo lo siento como mío...
Debe ser por que soy la amiguita chivata!!!
;)
Me ha gustado mil, pero no has hablado de la niña muerta...esa historia la quiero alrededor de la mesa camilla...vale???
Besazo!!!

La Churri

Anónimo dijo...

Aqui una extraña perdida que se cuela por azar buscando pueblos abandonados del norte.
Y que no puede irse sin decir
¡¡¡¡¡me ha encantado!!!!
chapo!!! que interesante me ha parecido y als fotos geniales, el Overlook y este, primos hermanos.
ahora no tengo tiempo para leerlo todo, pero volveré.
Saludos!!!

NaT

Stewie dijo...

Vaya, vaya... mira quién era tu fuente.
Sitio chulo, sí señor... ¿me llevarás, papi Aban?
Enhorabuena una vez más

Anónimo dijo...

Me encanta este blog!!! He caido de casualidad buscando la ubicación del matadero de villaviciosa y no me he podido resistir a leer más entradas.

Yo estoy empezando con el mundo de la fotografía semiprofesional y estaba buscando sitios abandonados para hacer un par de sesiones de retratos. Pensé en primer lugar en el matadero de villaviciosa, porque había oído hablar de él... pero vista esta entrada este hotel abandonado me parece perfecto, es justo lo que busco para darle un aspecto decadente.

Se que no quieres dar la ubicación para evitar la llegada de gente que lo destroce, pero te rogaría que si puedes me hicieses llegar la dirección de forma personal para esta sesión de fotos, prometo respetar la privacidad del sitio.

Te dejo mi email y espero contestación tuya sea cual sea... gracias y muy buen trabajo!;)

Anónimo dijo...

Soy el del reportaje fotográfico otra vez jajaja que no te di mi email!
Es este: gautamo@hotmail.com

gracias!;)

Anónimo dijo...

Enhorabuena por este blog. Soy un forofo ya e incluso tengo alguna contribución pendiente de enviar... El caso es que si este hotel es el que yo creo, ¡yo estuve allí en los 80! Entonces era un parador nacional (de los peores de la red, todo sea dicho, pero servían un desayuno espectacular). El lugar era extraño para un Parador Nacional, pero es que cerca hay un Monasterio bastante famoso que Orson Welles usó para rodar una película en los 50... ¿Acierto? Abrazos.

goloviarte dijo...

te invito a participar con tu blog en http://aquiestatublog.blogspot.com
te conocerán un poco mas.
Para ir mas rápido utilizo el mismo texto en todos,si consideras que es spam te pido perdón,pásate y deja tu blog en el libro de visitas y si quieres mira algo de publi,eso valora mi trabajo,gracias.
Soy un particular en esta aventura no una empresa
el tema de tu blog,no lo había visto nunca,sigue encontrando maravillas

Ana (...) dijo...

Bueno, quería dejar mi huella en esta entrada, enhorabuena por tu trabajo. El blog es magnífico.

Miguel Angel dijo...

Buenas, soy un asiduo a esta pagina, ya que me ha descubierto muy buenos sitios, como la estación de Buitrago-Gascones y el matadero de Villaviciosa (ahora vallado)

Sino es mucha molestia, me podías dar la localización?? te dejo mi Correo, agrégame sin problema y hablamos (Jackson355@hotmail.com)

Me gustaría ir para hacer una buena sesión de fotos al igual que hago con amigas y coches en Buitrago-Gascones, te dejo mi Flickr, aqui las fotos..
http://www.flickr.com/photos/jackvts

Gracias y enhorabuena por la web!

Anónimo dijo...

Muy chulo el reportaje, yo conozco el lugar. Lo descubri en un viaje que hice en julio con un miembro del C.E.L.A. menuda sorpresa cuando lo divisamos desde la carretera, estube buscando informacion sobre el sitio, si encuntro algo te lo hare saber.
Saludos de Pepita-lain.

Anónimo dijo...

yo se donde esta, jajajaja, y esas pintadas de legionarios, los taparon los de la bripac, ya os contare la historia de la botella y si buscais por ahi cerca hay una casita abandonada de la noche a la mañana, precioso, hasta los colacaos encima de la mesa, buffff

Anónimo dijo...

Hola, en que lugar se encuentra ese hotel? Gracias

pamestas dijo...

Hola Buenas.
Yo estuve hace 2 meses y estaba bastante peor.Ya no estaban las maquinas.

Saludos
MAS

Anónimo dijo...

Buenos días,te escribo de una productora de tv, porque estamos interesados en saber dónde está esta localización ya que estamos buscando un lugar con las mismas características. ¿Me podrías escribir al mail maria@radicalsound.net?. Muchas gracias y un saludo.

Francisco Gallurt dijo...

Hola nos interesa alquilar el inmueble, pero nos gustaria saber si nos puede ayudar a contactar con alguien para poder hablar sobre ello o en su defecto indicar la localización exacta para poder gestionarlo nosotros.
Gracias de antemano.