13.2.08

Colaboraciones: Fuerte abandonado de San Cristobal

Desde que comencé a pasar las navidades en Navarra, había visitado fugazmente el fuerte de San Cristóbal o de Alfonso XII en alguna ocasión, sin prestarle más atención que lo que la vista alcanza desde su perímetro.

Sin embargo este año, tras algunas lecturas ocasionales sobre el polémico pasado e incierto futuro de este inmueble, me plantee un asalto fotográfico al recinto.



El fuerte de Alfonso XII, tal como fue bautizado originalmente, pronto pasó a conocerse como de San Cristóbal, fruto de la herencia de los edificios que lo precedieron. Se sitúa en el monte Ezcaba, perteneciente a los ayuntamientos de Berriozar y Berrioplano, a muy pocos kilómetros de la ciudad de Pamplona, y desde él se divisan unas espectaculares vistas de todo el entorno.

La monumental obra de ingeniería se finalizó en 1919, tras algo más de 40 años de trabajos. Demasiado tiempo para una época de gran agitación política, lo cual hizo que la construcción perdiera su propósito original, ya que nunca llegaría a funcionar como puesto defensivo.


Así, en 1934 es inaugurado como penal militar para dirigentes revolucionarios y sindicales. Dado que el edificio reunía vagas aptitudes para funcionar como cárcel, las condiciones de vida dentro de sus galerías se asemejaban más a las de un campo de concentración que a las de un penal, registrándose "oficialmente" unos 305 muertos durante su funcionamiento, por "causas naturales", higiénicas o traumatismos varios.



Sin embargo, el fuerte de San Cristóbal, tomaría especial relevancia mediática cuando el 22 de mayo de 1938 unos 795 reclusos se dieron a la fuga. Desgraciadamente, su plan de huida acabó poco mas allá de las murallas del penal, pues la mayoría de ellos desconocían donde estaban, hacia donde ir o de donde sacar fuerzas para seguir corriendo. Así que gran parte de ellos volverían por su propio pie a sus barracones, otros serían capturados y cerca de doscientos presos serían abatidos a tiros. Finalmente solo tres conseguirían huir a Francia.



Con todas estas historias rondando en mi cabeza, invertí varias tardes en cargar con el equipo fotográfico por kilómetros de pasillos, túneles y rampas, a la luz de mi pequeña Maglite® , y siempre acompañado de los fantasmales ruidos que se escapan de Iruña.




La distribución de túneles o estancias es compleja y extensa, aunque dotada de una serie de rampas que permiten el acceso fácil al corazón del fuerte, el cual está constituido por tres naves de unos 3-4 pisos, dos de ellas enterradas en la propia montaña.



Interminables sótanos y una iglesia, de considerables dimensiones y corte castrense, que sin restos de un retablo y paredes blancas impolutas, nos induce a pensar que se escucharon mas plegarias en los calabozos que en su interior.



En su perímetro, kilómetros de túneles, muchos de ellos aptos para vehículos de motor, algunos edificios de servicios, garitas blindadas que resisten vagamente las inclemencias del tiempo, centenares de metros de alambrada de espino y un impresionante foso al más puro estilo medieval.



Desgraciadamente, ya no quedan restos de mobiliario. El vandalismo y el expolio lo han llenado de escombros, al igual que de vulgares "pintadas" propagandísticas de dudoso gusto, en gran parte de las estancias más accesibles.



Sin embargo, todavía hoy, cruzar la penumbra de los barracones, rota por las tenues luces que se proyectan desde los ventanales al sol del atardecer en un día frío de invierno, podemos imaginar como fue el macabro escenario donde miles de presos pasaron sus días.



A caballo entre la arqueología industrial y el monumento a todos aquellos presos políticos que acabaron con su vida entre estos muros, el fuerte San Cristóbal debería ser sometido a una política de conservación y musealización, que se espera comience este año 2008. Sin embargo sus dimensiones y las connotaciones políticas de las historias aquí contenidas, auguran un futuro incierto.


Jose Pereira

www.roughphoto.com

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Las fotos son estupendas.

esstidi dijo...

Muy buenas las fotos, enhorabuena al fotografo. La historia del sitio tambien merece la pena.

budoson dijo...

cuenta la historia que un túnel conectaba el fuerte con pamplona...

martingerz dijo...

mi padre hizo la mili ahí en los años 60, por aquel entonces era un polvorín del ejercito y ya no había presos. como curiosidad decir que un capitán tenía ovejas y las guardaba en los túneles

Lady K dijo...

La quita foto y esta última tienen una perspectiva y una geometría bellímas. Cuánta historia hay en esas paredes ...

Doushura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
lanenathais dijo...

me acabo de agregar a favoritos tu blog...me encanta eso de entrar en sitios abandonados, ya lo hacía de pequeña...lo que pasa es que no se si es bueno sistematizarlo con un grupo como Cela. ¿No pierde el encanto al ser unas excursiones tan organizadas?
Me gustaría que me expresaras tus vivencias...un beso de otra abandonofílica!

http://www.fotolog.com/lanenathais

vitaoccidens dijo...

En mi blog hay unas fotos de un pueblo abandonado que he visitado hace poco, si quieres puedes reproducir las fotos aquí.
/2008/02/20/abandonado/
se lo añades a mi dire

Anónimo dijo...

no ay k dejaron morirr.soy navarro y no me enorguyece el fuerte pero kreo k sus almas de los presos abatidos,caidos enfermos y rendidos por la sed y el ambruna merecen recordarlos siempre,x ellos y sus familias.salvad el fuerte coño

Tonius dijo...

Impresionante reportaje.

Anónimo dijo...

Mi padre es el único niño de cuyo nacimiento en el Fuerte de San Cristóbal hay constancia escrita. En 1940. Conozco el fuerte porque he entrado también en él, y por las historias familiares. El día anterior a que mi padre naciera allí, allí mismo murió su padre, mi abuelo. Descanse en paz.

igory_kingdom dijo...

siempre he vivido cerca de este fuerte, de hecho estudie bastante cerca, nos llevaban en clase de educacion fisica a este fuerte y las fotos son de lo mejor, se ha sacado lo,mejor y lo peor del fuerte.En ese fuerte hay algunas vibraciones extrañas que se han plasmado en las fotos
enhorabuena

Anónimo dijo...

yo estuve alli en el 92,en el cuartel de aizoain,rapalabamos dentro de el,era impresionte,tambien habia dos chalet.

Anónimo dijo...

como podria ponerme en contacto de forma privada con el fotografo ?

Anónimo dijo...

¿Como puedo llegar a allá? Me gustaría visitar el lugar

Jose dijo...

Buenas, el fuerte es propiedad del ministerio de defensa, así que ya no se puede acceder tan fácilmente.