15.3.07

La cárcel abandonada de Carabanchel



La cárcel de Carabanchel es uno de esos sitios que podrían englobarse en la categoría de paraíso para quien guste de visitar este tipo de sitios abandonado. No sólo por ser una instalación de proporciones titánicas, sino que también ser un pedazo de la historia de este país.

El edificio empezó a construirse en 1940 para servir de “alojamiento” a los enemigos del régimen franquista. Como tantas otras obras titánicas de la postguerra (presas, el Valle de los Caidos, etc) la mano de obra fueron los prisioneros políticos que posteriormente habitarían esta cárcel tras 4 años de construcción. En sus 55 años de funcionamiento compartieron sus instalaciones presos comunes, políticos, homosexuales (tenían su propia galería, la número 5, también llamada “el palomar”), sindicalistas, etarras…. En su historia se encuentran tristes hitos como varias ejecuciones y motines.

En la web sobre la prisión de Carabanchel en prisiones .es se pueden ver unas fotos de la época en que la cárcel estaba operativa. El contraste con las imagen actual del lugar se hacen patentes. Resulta curiosos reconocer los mismos lugares que has visto llenos de deshechos y escombros cuando aún estaban totalmente limpios e impolutos.

El corazón de la cárcel es una enorme rotonda a partir de la que surgen todas las galerías, como si de una enorme estrella de mar se tratase.

Esta rotonda es un cilindro de alrededor de unos 50 metros de diámetro y unos 4 pisos de altura que alberga las instalaciones desde las que se controlaban las galerías de presos y el resto: la galería cultural, que albergaba un salón de actos, aulas y demás, la galería de ingresos y otra galería que nunca fue terminada de construir.


En el espacio entre estos brazos se encuentra los patios de recreo y algunas instalaciones (talleres, almacenes,…).


Fuera del edificio principal se encuentra lo que fue el centro psiquiátrico penitenciario. El interior está totalmente desbrozados, quedando sólo espacios diáfanos entre las columnas de la estructura. Probablemente se pensase en remodelarlo de alguna manera, pero se quedó en el intento.

El ambiente en el interior de la cárcel es de lo más variado. En la rotonda principal, por ejemplo, la luz que entra y el enorme espacio diáfano dan sensación de amplitud y de vacío, acentuada por los mil ecos producidos por el más simple sonido.


Las galerías de presos son una curiosa amalgama de puertas abiertas (eran de metal, y salvo alguna que otra han sido desguazadas), donde constrasta un maremagnum de objetos (sillas, mesas, etc) que han quedado atrapados en la red metálica tendida en el segundo piso para evitar caídas “accidentales”. A veces, con determinada luz, dan la impresión de estar flotando en el aire.


La mayor parte de la galería cultural muestra los efectos de un incendio que tiznó las paredes de negro, haciendo que el ambiente sea especialmente opresivo en él, sobre todo en los niveles inferiores donde casi no entra la luz.

Casi todas las paredes del lugar se encuentran abundantemente adornadas con graffiti diversos. Al contrario que en otros sitios, en este caso se pueden encontrar auténticas obras de arte que destacan como joyas entre la miríada de firmas sin gracia.

El futuro de esta instalación es el desguace. Los vecinos de la zona piden zonas verdes, un hospital y otros equipamientos. En los planes del ayuntamiento se incluyen un buen número de viviendas de precio libre. En cualquier caso, los graffiti, las celdas, las mil sillas y los suspiros que quedan entre esas paredes están condenados a desaparecer más pronto o más tarde. Alguien comentó la posibilidad de conservar la gigantesca rotonda como recuerdo de lo que fue. No es mala idea, aunque con el precio del terreno que ocupa lo veo difícil.




Localización: +40° 22' 53.10", -3° 45' 19.07". Junto a la Avenida de los Poblados, en el barrio de Carabanchel. Se puede observar perfectamente en google maps .

Estado: Casi todo está destrozado, aunque el lugar es tan enorme que aún quedan sitios más o menos reconocibles. En general, aplicando la debida cautela no hay mayor peligro que en otros
sitios abandonados. Eso sí, como siempre, hay que mirar donde se pisa.



Acceso: Difícil. Al fin y al cabo es una cárcel. Aunque se pensó para evitar que la gente saliera, sus muros y sus puertas cerradas o tapiadas hacen que no sea fácil acceder a ella sin saber por donde. Y aún sabiéndolo, hace falta estar mínimamente en forma. En el interior suele haber bastante gente, especialmente graffiteros y últimamente bastantes fotógrafos. También suelen pulular por allí chatarreros rumanos terminando de desguazar el lugar. No tuvimos problema con ninguno de ellos. La leyenda urbana hablaba de legiones de yonkis habitando el lugar, aunque nosotros no vimos ninguno.


Enlaces:

El grupo de flickr dedicado a recopilar las fotos de la cárcel . Hasta ahora hay más de 400 fotos y el número va creciendo con rapidez. La mayoría de las fotos son muy buenas, pero entre ellas se pueden encontrar auténticas obras de arte.

Contraindicaciones, la primera referencia que tuve al respecto de esta carcel. Las fotos están especialmente orientadas a los graffiti del lugar.

Regreso al purgatorio, un artículo del El País sobre la cárcel en ruinas.

Salu2!

17 comentarios:

amio cajander dijo...

Llevo ya un tiempo siguiendo tu página... pero hoy no me he podido resistir a comentar tu entrada sobre carabanchel.

Hace ya unos 18 años unos amigos y yo teniamos un equipo de basket en el distrito de Latina (Cerca de ahi). Pues bien un año estuvimos a punto de pasar a la interdistritos pero como premio de consolación ganamos jugar un torneo intensivo contra gente la cárcel de carabanchel y del psiquiatrico... imaginate un equipo de pipiolos jugando dentro de la cárcel... eso si que era miedo escénico :-). Lo pasamos bien... ganamos un par de partidos y perdimos otros tantos

Cuando he visto la foto de la canasta destrozada un escalofrío me ha recorrido la espalda...

Gracias.

Stewie dijo...

JOEEEEEEEEEEEEEEEE!!!! Tú lo has dicho, esto es el paraiso de los amantes de los abandonos.
Me ha encantado la entrada. Supongo que una cárcel, al igual que hospitales o manicomios tienen un algo especial. Frente a una estación abandonada se siente nostalgia, pero frente a estas cosas... no sé... no sabría describirlo.
Enhorabuena de nuevo, tanto por las fotos como por la historia (que ya sabes que me gusta)
Saludos!

Stewie dijo...

Por ceirto, casualmente...
http://www.elmundo.es/elmundo/2007/03/24/madrid/1174754425.html?a=ea8caa9c27eb59c4ea751ee8b896cc9f&t=1174859553

Stewie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
La_churri dijo...

Me alegro que al final te decidieras a publicar la entrada...
Me parece que me repito demasiado ultimamente contigo...y parece que vaya a comisión, pero de verdad, que describes las cosas como son, o como llegué a sentirlas cuando estuve dentro y eso me gusta...
Muy buen trabajo compañero!!!
Llevas retraso!!! Jajajaja...
Un beso...

Álvaro Pérez dijo...

Hola! acabo de descubrir tu página y era exactamente lo que buscaba! Vivo en madrid y me gustaría ir a explorar sitios abandonados para hacer fotos..me he cansado ya de ir por el centro o por los parques...

Tú de donde eres?

Sería buena idea igual montar algun blog para quedar con gente de diferentes sitios?

no se son todo ideas que se me ocurren jaja

Un saludo!

Exodus dijo...

puede sonar a locura pero me he enamorado de esta carcel! la galería de presos creo que se parece mucho a las típicas que ponen en las películas, sabes de lugares abandonados que estén en Barcelona?

Exodus dijo...

por cierto, me parece una genial iniciativa lo de montar algo en conjunto para subir fotos de lugares abandonados de diferentes sitios!

Anónimo dijo...

Hola. Dices:
"Como tantas otras obras titánicas de la postguerra (presas, el Valle de los Caidos, etc) la mano de obra fueron los prisioneros políticos que posteriormente habitarían esta cárcel tras 4 años de construcción."
Sólo un comentario. Es inexacto que el Valle lo construyeran sólo presos políticos. Hay una leyenda negra que nadie se molesta en desmentir. Y en cuanto a las presas, aunque nadie lo admita, fueron un grna legado que nos dejó Paquito para estos años de sequía.

Anónimo dijo...

hola !! soy de carabanchel y me ha encantado este reportaje sobre la carcel, yo he entrado un par de veces a pintar y eso... y este reportaje refleja muy de cerca lo que es y como es nuestra carcel.
saludos:
Lark. karabanchel manda !!

Remedios dijo...

Enhorabuena por el blog que ha pasado a ser uno de mis favoritos.

El esfuerzo que realizas para darnos toda esta información es admirable.

La foto de la galería de presos, me resulta de lo más inquietante, ¿qué pasaría para que todos esto objetos acabaran en la red? casi prefiero no enterarme.

Ojalá conserven algo, aunque sea poco, de esta impresionante construcción.

Gracias por tu esfuerzo y dedicación.

Paranoide Aliterado dijo...

No es que haya algún que otro rumano desguazando; es que hay familias de gitanos que han hecho de la cárcel su hogar, y que si te ven en ella se lo toman tan mal como si ves a un extraño paseándose por tu piso sin permiso.

Hoy mismo he intentado entrar con unos colegas, y en cada una de las entradas había asentamientos gitanos con muy mala pinta.
Al intentar entrar por la puerta del Sanatorio, justo tras cruzar la primera valla desde la calle y antes de cruzar la segunda para entrar definitivamente, nos hemos encontrado con un montón de enseres personales, ropa tendida, etc. Mientras dudábamos si entrar o no, han llegado de la calle 3 gitanos como quien vuelve a su casa, y nos han mirado con bastante mala cara "qué hacéis aquí". Les hemos dicho que pensábamos en si se podría entrar, y nos han dicho que probáramos por la puerta principal (que nos piráramos de "su casa"-la-entrada-del-sanatorio). Al ir a la entrada principal, nos hemos encontrado con más gitanos. Furgonetas, unas especies de tiendas montadas, y tras observar desde lejos, lo que parece un punto de venta de droga.
Mientras tanto, la comisaría a pocos metros.

Al final hemos decidido no entrar...

Jawy dijo...

He dado con tu web de casualidad. La verdad es que siempre me ha atraido lo de colarme en sitios abandonados (Te estoy hablando desde mi infancia)

He visto las fotos de la carcel de Carabanchel y es que me has leido el pensamiento. Un amigo mio trabaja en el polideportivo que están construyendo justo delante, y más de una vez me han dado ganas de colarme, pero siempre me había echado atrás la idea de encontrarme un poblado de toxicómanos conviviendo ahí dentro. Sobre todo porque en la garita del antíguo psiquiátrico vive un mendigo, y eso ya acojona de entrada. Soy un cagao ¿Qué le voy a hacer?

Por más que me perjuren que ahí dentro no va a haber mala gente, no me importaría nada que nos juntásemos unos cuantos para colarnos ahí y disfrutar de una estupenda jornada de puertas abiertas en la carcel(Que irónico)

Un saludo. Y enhorabuena por este hobbie. Seguro que algún día le ponen un nombre. Propongo "Zonning"

La navaja en el ojo dijo...

¿Sabes si aquí se rodí algo de 'Celda 211'?

Anónimo dijo...

Como puedo entrar?? Mandame tu correo por favor necesito saber por donde entrar. Gracias, muy bien explicado un saludo

Anónimo dijo...

Como puedo entrar?? Mandame tu correo por favor necesito saber por donde entrar. Gracias, muy bien explicado un saludo

Anónimo dijo...

Por favor si has entrado me puedes decir por donde puedo entrar?? Necesitó saberlo por favor gracias un saludo