10.4.08

Fábrica abandonada de chocolates Herranz

Lo malo del cine es que tiene la facilidad de hacernos creer en fantasías que parecen casi reales. Así que cuando me invitaron a visitar una fábrica de chocolate lo primero que se me vino a la cabeza fueron cascadas de chocolate, dueños de aspecto estrafalario y melenitas originales con la cara de Johnie Depp, además de colorines por todas partes.

Sin embargo, está fábrica, lejos de las colosales edificaciones de la película de Tim Burton, es un pequeño edificio de una sola planta de color tirando a amarillo, al que probablemente nadie miraría dos veces al pasar junto a él.

En realidad la fábrica se compone de un puñado de habitaciones. En ellas, viejas máquinas de hierro pintadas de vivos colores donde predomina el rojo, sueñan un pasado de movimiento y ajetreo, mientras que el polvo y las arañas tejen una capa que diluye su color.


No veréis en esta fábrica líneas de montaje, carriles con rodillos para llevar productos de un lugar a otro, ni el acero pulido de las modernas instalaciones.

Aquí las máquinas tienen su propio espacio. Sus automatismos palidecerían de vergüenza y simplicidad frente a los de la lavadora que tenéis en casa.


Estas máquinas parecen niños pequeños que apenas saben hacer nada si no se les ayuda. Al verlas hoy uno no deja de imaginar a los operarios trasladando carretillas de polvo de cacao de una máquina a otra, alimentándolas con leche o agua, limpiándolas con el mono manchado de pasta marrón. La imaginación crea una escena que más se acerca a la fábrica de Willy Wonka, que a la eficiente y aséptica cadenas de producción actuales.


En el edificio de la derecha se encontraba un área grande donde se descargaba el grano de cacao desde el exterior.

Hoy en día sólo sirve de almacén para maquinaria vieja, aunque se conserva la báscula industrial con pesas y una pequeña grúa de cadenas para manejar cargas.

Al fondo de la habitación se encuentra la puerta que conecta con la gran tostadora. Esta máquina que personalmente me recuerda a una especie de escafandra de buzo surrealista era la que se encargaba de tostar los granos de cacao en la esfera interior, que iba girando para asegurar un calentamiento homogéneo.



Posteriormente el cacao tostado se cribaba en otra máquina cercana, para eliminar semillas, cáscaras y otras impurezas.


Una vez listo, el cacao se pasaba a la sala principal de elaboración. Aquí se encuentra la gran mayoría de las máquinas. El cacao se muele, mezcla y amasa a temperaturas constantes a fin de extraer la manteca de cacao, ingrediente básico a partir del cual se preparaban las distintas variedades de chocolate que todo el mundo conoce.

Una vez terminada la elaboración, el chocolate caliente era repartido en moldes metálicos donde se dejaba enfriar para obtener las tabletas de chocolate que todos conocemos.

Tras esto, sólo quedaba desmoldar las tabletas y empaquetarlas en envoltorios coloridos, guardarlas en cajas y cargarlas en camiones para distribuirlas.


Aparte de todo el área de fabricación, apenas hay un par de habitaciones que servirían de almacén y un sótano, además de una pequeña oficina desde la que se llevaban las cuentas y los pedidos.

El edificio fue construido en 1947, aunque la empresa familiar ya existía desde 1880.

Esta fábrica estuvo en funcionamiento hasta el año 1998, en que la producción se trasladó a una nueva fábrica localizada en Avila, dejando está prácticamente como aparece hoy en día.

Los hornos se enfriaron, las aspas de las mezcladoras dejaron de girar, y todo quedó varado en el tiempo en el interior de la vieja fábrica. Ni siquiera se limpió el interior de las máquinas, que aún conservan restos de chocolate resecos tras 20 años. En un viejo palet encontramos centenares de envoltorios de tabletas que se quedarán allí esperando sin más.

Ojalá todos los abandonos que visito estuvieran así. Que sólo el polvo y las telarañas fueran las pruebas de que un sitio está abandonado. El único destrozo que observé fue una parte del falso techo que se había venido abajo sobre la empaquetadora de chocolate. Una semana armados con escobas, fregonas y bayetas podrían convertir este lugar en un auténtico museo.

Localización: La fábrica está situada a la entrada del pueblo de Miguelañez vinienddo desde Segovia, a mano derecha. A 34 km. de Segovia capital y a unos 130 km de Madrid. En google maps se puede observar el lugar exacto, aunque con una resolución bastante mala.

Acceso: Cerrado y de propiedad privada de la familia Herranz. Sin embargo, por la forma tan agradable y familiar con la que nos trató don Lucinio Herranz diría que preguntando a los vecinos y con un poco de suerte, probablemente esté encantados de enseñaros la fábrica, si tenéis interés.


Estado: Aparte del polvo, las telarañas y un falso techo derrumbado, el estado de la fábrica es excelente.


Enlaces:

El blog del instigador y promotor de esta visita, con su articulo correspondiente sobre la fábrica , hace más de un año. Con competencia como esta en el MundoRealTM eso de las quiebras sería economía-ficción. Por cierto, que aparece en una de las fotos, aunque es más difícil de ver que Wally.

Las fotos de la fábrica hechas por Bartje, un explorador urbano e incansable viajero, que vino desde Eindhoven para visitar unos cuantos abandonos hispanos, y que nos sirvió de excusa para dejar de aplazar esta visita. Su página web de fotos de abandonos, Urban Travel es sencillamente espectacular. De “mayor” quiero ser como él y recorrer Europa fotografiando abandonos.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Te odio, te odio, te odio, te odio!!! Odio a mí novio y me odio a mí!!!

Me parece haber visto una presencia en una de las fotos!!! Jajajajaja...

Gracias por esta visita que aunque no pude hacer en persona, me has hecho vivir con el post y las fotos...

De 10!!!

La Churri.

Fetish femina dijo...

Unas fotos muy expresivas, percibo olor de cacao mezclado aderezado con polvo añejo. Me han cautivado la última y antepenúltima con esos rayos de luz que dibujan su silueta en la pared. Me ha recordado una interesante exposición del genio Dreyer y la influencia del pintor Hammershøi (si miras sus cuadros seguro q me entiendes).

Saludos

esstidi dijo...

Me ha encantado el artículo y las fotos. No tanto como haber estado allí y haberlo visto en persona, pero me has trasladado de nuevo.

¿Es esta la fábrica donde el operario que murio en la amasadora se aparece en las fotos? ;-)

Enhorabuena.

VK201 dijo...

Buenas!! Lo primero felicitarte por tu blog he estado un buen ratazo leyendo post mas antiguos xD me ha encantado. La verdad es que nunca me habian llamado la atencion en gran medida los lugares abandonados, aunque si es verdad que cuando he pasado por alguna fabrica de por aqui he sentido curiosidad pero nunca se me ocurrio entrar xD Pero la verdad es que de un tiempo a esta parte lo veo de otra forma, todo fue por unas imagenes de Rusia que postearon en menaeme.net te las dejo para que las veas:
Biblioteca
http://jst-ru.livejournal.com/72590.html
Central de Neutrinos
http://danila85.livejournal.com/122125.html

Espero que te parezcan interesantes xD aunque ya veo que no hace falta irse tan lejos para encontrar sitios abandonados. Y la verdad pienso muchas veces lo que molaria hacer un corto, una pelicula o algo en sitios como estos, lastima que no se nada de ninguna de estas cosas xDDDD
Si alguna vez te da por venir a Sevilla avisa xDDDD aunque solo conozco un lugar que se que esta abandonado xD
Salu2

JoJosho dijo...

See Please Here

DarkGabo dijo...

Buenas!! Me ha molado tu blog, a mi tambien me ha ido siempre eso de pasear en silencio por los lugares abandonados siempre cuidando de no tocar nada que los animales de los gamberros no han tocado.

Mola que pongas las direcciones de los sitios. Por que sinceramente salvo algunos majaretas, ningun gamberro se dedica a buscar sitios para romper....

Toma por si no la conoces,
http://www.angelfire.com/extreme4/kiddofspeed/

Excelente, dan ganas se darse un paseo por el paraiso de cualquier amigo de lo abandonado, no crees?

Pues nada sigue con el blog, que haber si con suerte (y con el coche de algun amigo) puedo ver los sitios donde has pasado ya.

Soy de huelva, allí hay sitios (o había) molones. Si tas por alli pasate por rio tinto, que no hay mucho pero si espectacular el silencio de un gran complejo minero.

Saludos!

Stewie dijo...

En estos momentos estoy atendiendo una llamada de FRIKER y no puedo atenderle.
Si quiere dejar algún mensaje, hágalo a continuación de este,
Fdo. El Ente

PD. Deja de mejorar mis artículos, majo, que luego quedo yo mal :-P

Josete dijo...

Unas imágenes muy expresivas, realizas un trabajo realmente interesante y sobre todo distinto, esos blogs que hacen falta de verdad, con tu permiso te enlazo.
Saludos.-

Equipo Texeo dijo...

¡Buen trabajo!
Hemos enlazado tu artículo en http://minasderiosa.blogspot.com/
2008/06/un-viaje-por-segovia.html

Foofighter dijo...

Jo, Aban... y no dices que el origen de esta visita es cosa mía... este abandono está informado por mí, es el pueblo de mi mami

Erectile Dysfunction Medications dijo...

Es un sitio muy interesante me gusto ver el tio de maquinaria que usan para hacer chocolates son fotos muy buenas.

Andres dijo...

Hola

Me llamo Andres y yo estuve hablando con Don Lucinio Herranz en su casa hace ya casi 5 años. Me lo presento su hijo Lucinio al que le conozco de haber trabajado con el. Son muy buena gente y muy agradables. No se me ocurrio decriel que me enseñarala fabrica pero gracias a tus fotos es como si hubiera estado.

Un saludo