16.10.08

EQ6.Base rusa de blindados abandonada

Teníamos el plan del día bastante claro. La pena es que el primer abandono que fuimos a visitar resultó estar un tanto menos abandonado de lo que pensábamos. Para que os hagáis a la idea, había que pagar entrada y había un guía. Lo mismo si me quedo sin material os cuento otro día de que se trataba, porque resultaba, cuanto menos, curioso.

Para terminar de desbaratar los planes, de camino al sitio ese, nos encontramos un edificio grande y de aspecto muy ruinoso. Lo marcamos en el GPS y de vuelta decidimos echarle un ojo, a ver si encontrábamos una entrada trasera.

Tras aparcar el coche cerca de la valla de entrada empecé a buscar algún agujero en la valla o similar, sin mucho éxito. Cuando volví al coche resultó que Umpi había visto que la valla estaba abierta. Desde entonces acuñamos la definición de “Umpientrada”, como “entrada a un lugar terriblemente sencilla pero que no se ve a primera vista”.

Nos dirigimos directamente al edificio principal que habíamos visto desde la carretera. El paseo fue bastante largo. La mayor parte de edificios eran almacenes y garajes, y lo que parecían talleres. También vimos varios fosos para vehículos de enorme tamaño. También vimos correr a los únicos habitantes que vimos allí: un par de corzos. Señal de que por allí no pasaba nadie desde hace tiempo.



Más cerca del edificio principal la mayor parte de las cocheras tenían puerta y encontramos algo de maquinaria, como este armario de control muy parecido a otro que habíamos visto en el hospital el día anterior, además de algunas baterías y acumuladores industriales.



El edificio principal era bastante espectacular. Llamaba la atención por los colores de la fachada. Parece que en otro tiempo debió ser de un color azulado, por lo menos en esa fachada. También llamaba la atención la calzada empedrada, en vez de ser asfalto. Salvo por alguna hierba ocasional entre los adoquines se conservaba en muy buen estado.



El interior estaba muy deteriorado. Largos pasillos llenos de escombros y habitaciones a cada lado, con varias escaleras para comunicar los pisos. Las escaleras resultaban curiosas, ya que daban dos “vueltas” entre cada piso. Más tarde nos dimos cuenta de que se debía simplemente a la enorme altura de los techos, de casi 4 metros de alto.
Los pisos superiores estaban en peor estado aún que los de abajo. Aquí, los escombros eran la norma, e incluso encontramos algún sanitario fuera de sitio como este.




La mayoría de las habitaciones no tenían prácticamente nada dentro. Los suelos debieron ser de parquet en su mayoría, aunque se encontraba arrancado y deteriorado en casi todas las habitaciones. Una de ellas me llamó la atención por el enorme mapa de Europa en una de sus paredes. Resultaba curioso leer los nombres apenas reconocibles por la grafía rusa de las grandes ciudades europeas.



Aparte de eso poca cosa más que destacar. Algunos baños y mucho destrozo. Los sótanos estaban llenos de trastos viejos pero poca cosa interesante. La excepción llegó por parte de una curiosa colección de láminas militares de tamaño póster, en la que se explicaba gráficamente tácticas artilleras y de guerra mecanizada. Suerte de los dibujos, porque el texto nos resultaba ilegible, como siempre. Tras ver estas láminas pocas dudas quedaban de que el las cocheras habían albergado tanques y otros vehículos militares.



Debió de ser una imagen impresionante ver las cocheras llenas de esos mastodónticos T-72 y T-80 de cuarenta toneladas, verlos paseando por los caminos adoquinados o destripados por labores de mantenimiento en los talleres, hoy totalmente vacios.




Otra cosa curiosa es que, a pesar de la estructura de “puente” que podéis ver en las fotos, era imposible cruzar el hueco para vehículos por el interior del edificio. La parte delantera del edificio también era curiosa por sus colores, que le daban un aspecto no demasiado marcial. El cartel sobre la puerta lo pude traducir después como “Albergue”, por lo que debieron ser habitaciones de la tropa o los mandos.



Había gran cantidad de edificios, pero el estado era el mismo o peor, y no tenían tan buen aspecto como ese, así que, tras echar un vistazo, decidimos dirigirnos a la salida, pasando antes por una chimenea que nos había llamado la atención mientras veníamos.

De camino nos llamó la atención esta garita. Puede que se tratase de alguna zona de control, o parte de un sistema de surtido de combustible. De cualquier manera parece que tuvo tiempos mejores.


Tambien asomamos las narices por alguno de los talleres más grandes. Este, en concreto, tenía dos pisos, aunque arriba no había mucho. En la puerta del fondo se puede leer algo parecido a "Almacen. Peligro de incendio".



La chimenea que habíamos visto parece que formaba parte de una pequeña sistema de generación de vapor, agua caliente, etc. En las primeras habitaciones encontramos lo que parecían unas enormes duchas comunes.

Más adelante apareció lo que debió ser una lavandería. Al menos eso nos pareció por la gran cantidad de maquinas en forma de cilindro y con aspecto de girar, como lavadoras industriales.



Un poco más lejos estaba el edificio con la chimenea que nos había llamado la atención. Constaba de dos alturas, con el segundo piso en forma de plataforma metálica sobre el primero. Por todos lados había depósitos metálicos, tuberías y llaves de paso. La maquinaria más grande estaba cerca de la chimenea. En rojo estaba marcado con pintura “Caldera 2”, y más allá la “Caldera 3”.



Entre las tuberías me llamó la atención este sistema de tubos y medidores que estaba conectado a la Caldera 2 por el lado contrario a la foto anterior.



Buscando encontramos una cosa bastante curiosa. En una pequeña habitación había otra aún más pequeña, como para albergar a 4 personas a lo sumo sentadas, con paredes de madera y los escalones de madera típicos de…. ¡una sauna! Desde luego es una forma curiosa de aprovechar el vapor allí generado, aunque uno no espera ver esos “lujos” en un entorno tan industrial. Es casi como encontrarse un jacuzzi en el baño de un taller de coches.

Tras salir de allí nos fuimos directamente al coche, ya que queríamos echar un vistazo al abandono que teníamos previsto para el día siguiente antes de que cayera el sol.

Lo que vimos, y por extensión habéis visto por aquí, fue sólo una pequeña parte de lo que había allí. Luego, desde el coche, pudimos comprobar que la extensión de terreno era aún mayor de lo que parecía, y que, por ejemplo incluia al menos otra chimenea industrial de mayor tamaño que la que vimos, y al menos 5 ó 6 bloques de apartamentos colmena. Apenas estuvimos una tarde, y una visita exhaustiva hubiera requerido todo un día, o incluso más. Desde luego no fue un mal descubrimiento para ser sólo “un edificio que vimos desde la carretera”, y al que nos acercamos porque nos llamó la atención su reloj.



Para variar, el resto de fotos en el correspondiente álbum de favshare.

Salu2!

11 comentarios:

Perla Harbor dijo...

joder (con perdon) que sitios mas bonitos.
Son preciosos los colores de ls edificios y la calzada empedrada. También me parece muy curioso el paso ese para coche que atraviesa el edificio, pero a que te refieres exactamente con que no se puede atravesar por el interior del edificio?
Me encantó también la habitación con el mapa gigante, me mola la idea para mi habitación, aunque es bastante imposible xDD y por cierto, hay alguna foto de las dos "vueltas" de las escaleras? es que no la he visto, y me ha llamado la atención.

Genial sitio y geniales fotos ;)

abandonalia dijo...

perla harbor Pues que el paso de coches divide el edificio en dos. Justo encima había muros que impiden el paso. Me di cuenta cuando quise ir a la izquierda de la primera imagen, y en vez de ser un pasillo largo se habia un muro a los pocos metros. Y lo mismo en todas las plantas. Había que salir a la calle para ir al otro lado del "tunel".
No hay foto de las "dos vueltas". Las escaleras son estas, pero no se ve las dos vueltas. Si seguías subiendo, en la siguiente "vuelta" te encontraba un muro en vez de la puerta que se ve en esa imagen.

PRUE dijo...

Diez para la del mapita, qué buenas fotos...los claroscuros de sus fotos me fascinan son un recurso que le da cierto misterio a la foto...es un recurso que provoca a seguir...

Fantásticos como siempre!

Un saludo.

Perla Harbor dijo...

gracias por la aclaración, que cosas mas curiosas :)

Josete dijo...

Sensacional tu trabajo, tengo yo un pequeño apartado en mi blog para esta sección, pero lo tuyo es soberbio. Con tu permiso te incluyo en mis preferencias.

el charpe dijo...

Simplemete hermoso.
No hay otra descripción.

Gracias.

Eulogio dijo...

Hoy, a las 23:59, en mi blog

elmundoenfotos dijo...

Excelente coleccion de fotografias tienes !!
Ademas hay buenas explicaciones, fantastico ...
Salu2

Mario Naves dijo...

genial trabajo,
He descubierto tu blog recientemente y solo queria felicitarte. Gracias a tus trabajos he descubierto un tipo de fotografia que me fascina y que hasta el momento no conocia :)

Ya estoy empezando a buscar lugares abandonados para poder realizar algun reportaje :)

Gracias y por aqui nos vemos.

Un abrazo,

paideleo dijo...

Un lugar precioso por ese encanto misterioso.
Hoy 22 de octubre dejé en mi blogo un enlace al tuyo para la gente que quiere compartir esa magia y misterio de los lugares abandonados.
Yo aporté modestamente una foto interior de un pazo abandonado.

Un saludo desde Galicia.

JuanRa Diablo dijo...

Este blog es sencillamente genial. Las fotos, sobrecogedoras. ¿No habeis pensado en hacer un libro de todo esto?