6.12.06

El caserio abandonado de La Aldehuela.

Resulta curioso como la información que uno encuentra, muchas veces errónea e incompleta, al sumarse, compararse y analizarse puede llegar a dar como resultado localizar un sitio abandonado.

Tenía varias referencias por la zona de Perales del Río, todas ellas sacadas de los lugares más variados.

Por un lado tenía la referencia de un monasterio abandonado, utilizado con cierta frecuencia por grupos de aficionados al tecno/makina/chundachunda (aprovecho para mencionar que mi conocimiento en música electrónica no pasa de algo que llaman bacalao) que organizan "raves" o fiestas en dicho lugar.

Por otro lado, tengo localizado un foro de "investigadores de fenómenos para-anormales" donde, mezclados con una ingente cantidad de fantasía, superstición e ingenuidad, se pueden encontrar referencias a supuestos sitios encantados. En este caso concreto se hablaba de un lugar llamado La Aldehuela, aunque tras leer y releer, separando paja de grano, no había forma de averiguar que era exactamente, ya que se le llamaba pueblo, casa, o monasterio, o cualquier otra cosa.

Me costó localizar el lugar y el acceso. De hecho me costó incluso un disgusto. Hace un par de entradas comenté que me había quedado atrapado en el barro. Pues precisamente fue buscando este lugar.

La primera localización que obtuve, usando google maps, y sin usar ninguna orientación más que la imagen del satélite, resultó ser una cantera. Más tarde, y ya usando mapas, resultó que había errado en la localización en menos de 500 metros.

Una vez cargados los mapas y la ruta en el GPS me dirigí hacia el lugar. El plan iniciar era dirigirme hacia el sur desde Perales del Rio y tomar un camino que partía desde el convento de La Aldehuela. Por cierto, que este convento no está precisamente abandonado. En realidad es un convento de carmelitas descalzas, en buen estado y lleno (supongo) de monjas.

Por suerte, como vi más tarde, tomé un camino algo más al norte, y que resultó llevar directamente a La Aldehuela.

Poco antes de llegar encontré un par de carteles o pintades que decían algo de obras o rehabilitación de la aldehuela, con fecha del "06-06" (sic). Cuando me acerqué un poco más me encontré algo preocupante: un todoterreno y un par de furgonetas blancas. Y aún peor, un teodolito justo al lado del todoterreno. Aunque no había nadie a la vista supuse que había alguien haciendo algún tipo de obra en el sitio.

Por suerte, después de un rato deambulando por allí una de las furgonetas desapareció, los ocupantes de la otra resultaron ser una familia que iba a recoger algo por la zona (¿aceitunas?) que iban cargados de bolsas de supermercado. A los ocupantes del 4x4 los vi en la distancia cuando ya me iba, y venían de los montes más allá del sitio.

Estando por allí me encontré a más curiosos como yo. Eran dos parejas, junto con un par de críos. Resultó que eran vecinos de Perales del Río, y lo más interesante, aparte de ser una gente muy simpática, es que conocían algo de la historia del lugar.

Al final resulta que de monasterio tiene más bien poco, aparte de una pequeña ermita, y tampoco es un pueblo o una casa, aunque sí que van por ahí los tiros…

La Aldehuela era un latifundio. Al parecer es o era propiedad de un rico terrateniente. Era prácticamente un pequeño pueblo, con todo lo que necesitaba para mantenerse, desde una pequeña iglesia hasta una escuela. Entre los restos se adivinan aún unos establos para el ganado, y una gran cantidad de tinajas y equipos para el proceso del vino.

En la propiedad vivían varias familias, e incluso algunas de las "casas" adosadas al edificio principal conservan aún sus números sobre la puerta como si de una calle se tratase.


Ciertamente la primera impresión es de que se trata de un monasterio, ya que desde la carretera lo primero que se ve son los altos muros y la pequeña espadaña de la iglesia. Sin embargo, observando más detenidamente, se aprecia que la iglesia es demasiado pequeña, y está demasiado apartada para ser de un monasterio, donde este edificio es el principal. Además, en el patio que da acceso a la sala mayor se puede apreciar el escudo en piedra del dueño del lugar.

La zona se podría dividir en cuatro áreas principales, tal y como se ve en la foto aérea:






1.- La iglesia y edificios aledaños. Están situados en la esquina noroeste del recinto. La iglesia es una pequeña nave prácticamente diáfana y de un solo cuerpo. El sitio es bastante simple, y apenas hay un pequeño altar de obra en el fondo.


A su derecha hay varias construcciones pequeñas y de una planta. En la práctica totalidad de ellas el techo se ha derrumbado. Además, la más cercana a la iglesia se ha convertido en un enorme contenedor de basura, totalmente lleno de botellas y vasos vacíos hasta una altura de casi un metro.

2.- Almacenes y establos. Situados en la parte central. Bastante deterioradas, y con los techos derrumbados. Apenas quedan las paredes y el suelo lleno de tejas. Las naves situadas más al norte probablemente fueran almacenes, y las situadas más al sur las destinadas al ganado.

3.- El pozo. Situado al sureste de la finca. Se puede observar desde lejos por una torre metálica con un depósito de agua en su parte superior. Es la residencia habitual de los únicos habitantes fijos del lugar: un par de cigüeñas.


El pozo es bastante profundo, alrededor de unos 10 ó 15 metros, y unos 2.5 metros de diámetro. Sin embargo este pozo tiene una peculiaridad interesante: se puede acceder a su interior.

Junto a los establos, cerca de la casa principal, existen unas escalera que conducen a un tunel.

Este túnel desciende entre la piedra caliza hasta llegar al pozo. En las paredes quedan restos que indican algún tipo de instalación eléctrica en el túnel. Para los aventureros que se quieran meter en este lugar recomiendo la máxima precaución. El túnel es estable y no hay indicios de derrumbes, sin embargo los escalones están totalmente desgastados en algunos puntos, y la tierra del suelo es algo resbaladiza. Un resbalón y alfo de mala suerte puede hacer acabar nuestros huesos en el fondo del pozo, que aún queda unos 4 ó 5 metros más debajo de donde desemboca el túnel. Y en el fondo, aún hay agua. Además de tener cuidado, nunca bajar si estamos solos y sin advertir de donde estamos.

En el túnel uno de mis improvisados compañeros de expedición encontró algo inquietante: casquillos de bala. ¿Prácticas de tiro? ¿Cualquier otra cosa? Personalmente, estas cosas me preocupan bastante más que cualquier fantasma

4.- El edificio principal. Esta es la parte más interesante del lugar. La zona central del edificio tiene dos plantas. En la parte inferior hay varias estancias que debieron ser bodegas de algún tipo. No hay luz alguna en ellas, ya que las pocas ventanas que hay están cegadas. En el patio interior hay lo que parece un pozo: un gran agujero en el suelo, de unos 2 m. de diámetro, que luego resultó no ser un pozo propiamente dicho.



Las estancias en los pisos superiores están bastante despejadas, y no hay demasiado que ver. En algunos lugares el suelo se ha venido abajo, y mirando luego no es de extrañar: la gran mayoría de las vigas de madera que sustentan las plantas superiores están en un estado lamentable. Si a algún "raver" se le ocurre ponerse a dar botes junto con unos cuantos más en mitad de una fiesta, lo más probable es que acaben saliendo en la sección de sucesos al día siguiente.

Llama la atención la gran sala, al norte, cerca del patio. Antaño tenía una gran escalera de madera, y al parecer una chimenea espectacular. Desgraciadamente, ambas han desaparecido. En el caso de la escalera tal vez por que cayese, pero la chimenea, vistos los restos que quedan, yo diría que ha sido robada.

Desde el patio situado en el sur se accede a la zona de la bodega. A la derecha se pueden observar una serie de tolvas que debieron servir para pisar la uva y recoger el mosto. Por el arco central accedemos a la espectacular bodega, donde aún se conservan los restos de las tinas y los depósitos destinados a albergar el vino.


Al fondo de la bodega se encuentra un túnel flanqueado por enormes tinajas de barro (o lo que queda de ellas) que pasa por debajo de toda la casa, hasta morir unos 20 metros más adelante. Más o menos en mitad se puede ver el hueco del "pozo" que mencioné antes, en el patio de la casa.


Entre las pocas cosas que se mantienen reconocibles me llamo bastante la atención esta pequeña caja fuerte, que a pesar de haber sido abierta a golpes, aún mantiene su puerta cerrada.


Localización: +40° 17' 57.62", -3° 35' 37.08". En este caso, como habréis podido ver, la localización es perfecta usando google maps, incluso aparece el camino de acceso.

Estado: El lugar se encuentra increíblemente sucio y graffiteado. Los "ravers" intentarán ser todo lo respetuosos y limpios que quieran, pero el resultado es francamente catastrófico. En cuanto a las "graffiti", la mayoría son firmas y frases rápidas y sin gracia. Más manchas en la pared que otra cosa.


Las paredes y techos no están en muy buen estado, y a algunos de los muros de carga se les ve bastante combados. La mayor parte de los techos y falsos techos han caído o amenazan con hacerlo. Conviene andarse con mucho ojo en cualquier momento. Vigilad también donde pisáis, ya que hay una buena cantidad de agujeros en el suelo.

Acceso: El camino de acceso esta en muy mal estado, debido a los camiones que trabajan en las canteras cercanas, pero es transitable sin problemas con casi cualquier vehículo. El recinto está rodeado por un alto muro, aunque este está derrumbado en varios sitios, por lo que se puede entrar sin problemas.

Enlaces: Esta vez saqué bastantes fotos. En esta galería podeis ver el resto de imágenes del lugar.

Salu2!

9 comentarios:

Muxfin dijo...

Muy buen artículo, detallado e inquietante.
Hace que se desborde la imaginación.
Felicidades.

ubiko dijo...

Una de las cosas que me llama mucho la atención son los graffitis, mensajes o pintadas que se hallan en este tipo de sitios. Parece que la gente siempre lleve un spray encima y tenga que dejar huella de su paso alli por donde va.

Hace un tiempo que sigo el blog, y te tengo que agradecer que me descubrieras la web del club cela pues hay bastante actividad.

abandonalia dijo...

muxfin: Muchas gracias... Se hace lo que se puede (y le dejan).

ubiko: Sip... Es una pena. Antaño tenía contactos "grafiteros". Sin embargo estos eran auténticos artistas... He llegado a ver muros que serían dignos de estar en un libro de arte. Sin embargo eran artistas urbanos, que elegían paredes de obras y descampados, donde la gente podía ver su obra, aun sabiendo que más pronto o más tarde el muro acababa en escombros antes de construir un nuevo bloque de pisos.

Respecto al club... Cuantos más mejor, desde luego.

Salu2!

alvarhillo dijo...

Leo a menudo su blog. Lle gué a el por fogonazos. Me encanta.

Por cierto le dejo el mio.El “Tragón Volador” ha llegado.

http://alvarhillo-eltragn.blogspot.com/

Selecto ambigú, visite nuestro blog

Gracias.

Anónimo dijo...

Deberias de respetar a los investigadores "para-anormales" (segun tu los denominas) puesto que en muchos casos conocen cientos de lugares (si, ellos dedican tooodos los fines de semana a buscar lugares) y pueden ser buena fuente de colaboración, y nunca, sobre todo nunca, debes de menospreciar sus aficiones puesto que muchos son mas escépticos de lo que tu te crees, y se juegan la vida metiendose en túneles, agujeros que tu jamás podras meterte porque seguramente no tengas ese valor.

abandonalia dijo...

anonimo:
Yo respeto a todo el mundo. El trabajo histórico que hacen ciertos investigadores paranormales es de agradecer... Que sean supersticiosos no quita que algunas cosas las hagan bien, aunque el propósito final no sea muy realista. Del mismo modo los mormones han hecho un trabajo excelente de genealogía, aunque sus motivos no sean puramente históricos.

Si relees, verás que me refiero a un foro en concreto... Lo que me preocupa es que primero lo generalices, y segundo lo tomes como algo personal.

Respecto a mi valor, o falta de el (¿o le llamamos sentido común?) no voy a entrar en descalificaciones personales con un alguien "anonónimo".

Salu2!

Anónimo dijo...

hola, me gustaria contectar contigo te dejo mi correo electronica pq creo q mi familia era la dueña de este sitio!
concretamente mi abulea y bisabuelos por parte de madre...te dejo mi correo vanessita80@ozu.es

Anónimo dijo...

yo estuve por alli hara unos 4 o 5 años de noche con unos amigos,nos recorrimos todo y terminamos por la casa,donde habia una cocina y el salon con un espejo,en la entrada recuerdo q habia una frase y juguetes rotos en las habitaciones hasta q el suelo se hundio y se trago a 2 colegas,tubimos q ir al centro de salud con ellos(nada importante).Vovimos a la mañana siguiente 3 de nosotros a buscar la camara de fotos de uno q se cayo y al encontrarla nos dimos cuenta q al pasar por la noche vimos q era donde estaba apuntalado el pasillo que se entraba por patio.estbo bien la experiencia.un saludo

Anónimo dijo...

una pena q el caserio este tan deteriorado la verdad en la actualidad no queda nada mas que un monton de basura y pintadas x todos lados aparte de gente de los alrededores que se dedican a ir al lugar a tirarse piedras y organizar raves..en cuanto a los casquillos de bala que se encontro tu compañero es muy posible que puedan ser de algun cazador ya que esa zona esta llena de cotos privados de caza..